Intro

We require your services once again. An employee from our company had recently been identified as a known criminal named Brett Thwaits. He is considered to have stolen missile launch codes from the US navy which unfortunately were handed to us for a brief period of time. As of now, we are accussed of the theft and unless we do something about it, we’re gonna end in some serious trouble. Before Brett left, he formatted the thumbdrive which used to store the launch codes. Fortunately, our system had made a backup image of the drive. See if you can recover the fourth launch code. Good luck!

Requerimos una vez más sus servicios. Un empleado de nuestra empresa había sido identificado recientemente como el conocido criminal Brett Thwaites. Se considera que ha robado los códigos de lanzamiento de misiles de la Armada de Estados Unidos, que por desgracia fueron entregados a nosotros por un breve período de tiempo. A partir de ahora, se nos acusa del robo y a menos que hagamos algo al respecto, vamos a tener serios problemas. Antes de que Brett se fuera formateó el dispositivo que se usa para almacenar los códigos de lanzamiento. Afortunadamente, nuestro sistema había hecho una copia de seguridad de la unidad. Mira a ver si puedes recuperar los cuatro códigos de lanzamiento. ¡Buena suerte!

Análisis del archivo

  • Fichero: forensics1
  • Extensión: img
  • Tamaño: 25 MB (26.214.400 bytes)
  • Hash MD5: 56e4cd5b8f076ba8b7c020c7339caa2b

Echamos un vistazo al archivo con un editor hexadecimal y vemos encabezados de tipos de archivos conocidos, por lo que la unidad no está encriptada. Al no estar encriptada la imagen, usaremos una herramienta de creación propia, Ancillary. En esta ocasión usaremos la versión 2 alpha, que actualmente está en desarrollo, pero podéis usar tranquilamente la versión 1.x.

Ancillary nos muestra lo que ha encontrado en el archivo por lo que pasamos a analizarlo.

2016-03-06_11-20-52

Como siempre os digo en este tipo de retos, es difícil discriminar unos ficheros en favor de otros, ya que no sabemos si lo que buscamos va a estar en una imagen, documento u otro tipo de fichero codificado o no.

2016-03-06_11-33-55

Tras analizar todos los ficheros, rápidamente suscitan nuestro interés los ficheros RAR, y más cuando el fichero que contienen es un fichero de audio y su nombre es tan sugerente como “conversation_dtmf.wav“. Como podéis apreciar en la imagen, el fichero RAR está protegido con clave por lo que necesitamos esquivar ese obstaculo.

2016-03-06_11-35-32

Recuperando una clave de un archivo RAR

En este caso el software que voy a utilizar es cRARk, pero podéis utilizar cualquier otro. Como se muestra en la imagen de abajo, mi procesador es más bien modesto pero la clave no tiene más que tres dígitos por lo que no supone ninguna dificultad recuperarla.

2016-03-06_11-42-40

DTMF (Dual-Tone Multi-Frequency)

Una vez recuperado el archivo WAV, al reproducirlo escuchamos 16 tonos telefónicos que inmediatamente me recuerdan las aventuras del mítico “Capitán Crunch“. Os animo a leer la historia de John Draper y su famosa “Blue Box” ya que no tiene desperdicio y forma parte de la historia del Phreaking.

Por si no conocías la historia, el propio nombre del fichero wav nos da la pista clave de qué buscar al contener las siglas “DTMF“.

Al ser pulsada en el teléfono la tecla correspondiente al dígito que quiere marcar, se envían dos tonos, de distinta frecuencia: uno por columna y otro por fila en la que esté la tecla, que la central decodifica a través de filtros especiales, detectando qué dígito se marcó.

No tenemos más que buscar un decodificador de tonos para obtener los preciados códigos de lanzamiento.

2016-03-06_11-44-24

Links